Eine Welt voller Möglichkeiten

I. Historia

El museo se ubica en un antiguo molino de trigo que, a finales de la edad media, fue reorientado a la fabricación de papel (Molino Stegreif–und–Gallician). El valle donde se ubica dicho molino se conoce con el nombre de St. Alban-Tal (Valle de San Albano).

El Edificio GallicianSi nos remontamos al siglo XII, la congregación del monasterio cluniascense –Del monasterio de Cluny, seguidores de la regla de san Benito–de San Albano, construyó un canal de agua que alimentaba las ruedas de los últimos doce molinos del valle. Diez de ellos fueron reorientados a finales de la Edad Media a fábricas de papel, lo que permitó al distrito ser uno de los más importante productores de papel en Suiza durante los siglos XVI y XVII.

El Museo se ubica, como ya se ha mencionado, en el Molino Stegreif–und–Gallician, conformado por dos edificios, donde se fabricó papel durante 446 años, hasta 1924.

Como curiosidad comentar que la rueda hidráulica original del molino no se conserva en la actualidad en su antigua ubicación y la que podemos observar es una renovación realizada en el año 2007.

El edificio principal del museo pertenecia al monasterio de Klingental (1428), siendo transformado de molino de grano (de martillo) a molino de papel en el 1453 por Antonius Gallician. El florecimiento de esta familia se puede observar en las magnificas habitaciones de la primera planta del museo, pero debido a razones políticas (golpe de estado, en el año 1521) cayeron en desgracia. Será posteriormente y gracias a la familia de fabricantes de papel Thüring (Düring) que la casa consigue su máxima expasión.  Rueda de molino

En el año 1778 se instala en el molino el librero y editor Johann Christoph, quien ubicó su editorial Bruckhardt en el patio del molino. Estuvo en el año 1788 en contra de la destrucción del alcantarillado en la zona de fabricación y reemplazó el antiguo edificio por el actual de dos plantas.

En 1850, el edificio será utilizado como fábrica de tabaco por los hermanos Hugo. Desde 1957 sirvió como almacén hasta que en 1980 fue restaurado y convertido en el actual museo de papel de Basilea.

 

II. Partes del Museo

El museo se encuentra dividido en diferentes partes y plantas, incluyendo un breve recorrido por la historia del papel; elaboración de papel in situ, incluso por los visitantes; técnicas de impresión, tipografia, encuadernación y métodos para decorar el papel.

TiposEn la planta baja, nada más entrar al museo, se encuentra la zona de elaboración de papel, que se sigue realizando a la manera tradicional. Incluso es posible que el visitante realice su propia hoja de papel. En habitaciones de la misma planta se encuentra el recorrido por la historia del papel y como curiosidad, en una sala anexa, la recogida de trapos y el proceso que seguían antes de convertirse en papel, incluido el pozo donde se dejaban descomponer.

En la primera planta se encuentran maquinas de fabricación de Tipos, así como una zona donde se muestra la manera tradicional de realizar los Tipos (cada una de las piezas usadas en la imprenta en las que hay un realce con una letra u otro signo). También se pueden encontrar un breve recorrido desde las máquinas tradiciones de Tipos, a las máquinas de escribir, terminando en los primeros ordenadores de uso doméstico.

En la segunda planta se puede encontrar máquinas y elementos de distintos tipos de impresión usados a lo largo de los años: litografia, grabado en cobre, imprenta… máquinas puestas a punto y que aún hoy día las puedes ver funcionar en este museo.Impresión de Tarjetas

En la tercera y última planta se encuentra la zona dedicada a la encuadernación. Máquina de cosido, prensas, encuadernación a mano, todo esto es posible observarlo aqui. Incluso personal de restauración de libros aclara algunas de las dudas que el visitante pueda tener. Paralela a esta sala se encuentra la zona de pintado de papel. El Marmolado es una de las técnicas más rápidas y sencillas de realizar por los visitantes que, tengan la edad que tengan, pueden probar su capacidad de diseño.

marmoladoEn todas las plantas y partes del recorrido hay personas que explican y ayudan a comprender cada pieza que alli se expone. Se puede decir que es un museo vivo porque se puede sentir que la gente que allí trabaja disfruta lo que hace, lo siente y lo vive. Es una experiencia que recomiendo a todo el mundo que esté interesado en este fascinante mundo del papel y la imprenta.

 

 

III. Fabricación del papel en el Museo del papel de Basilea

Aunque el museo en su totalidad merece la pena ser visitado, nos vamos a centrar en la materia que ocupa esta página web, que es el papel.

La fabricación del papel en el museo del papel de Basilea no se realiza a partir de madera, sino que su materia prima son los trapos, telas y trozos de algodón. Antiguamente se recogian los trapos por las calles, se lavaban, homogenizaban y se usaban para crear la colada de celulosa. En la actualidad se usan trapos de algodón comprados específicamente para este uso, debido a que la mayoría de las fibras que se utilizan en la actualidad son sintéticas o están mezcladas con ellas. Este hecho impide que se pueda crear papel, al menos con métodos tradicionales.

Vamos a describir a continuación los pasos que sigue la celulosa en este museo hasta formar la hoja de papel.

  1. Los trapos (algodón) se trocean en los mazos accionados por la fuerza del agua (gracias a la rueda hidráulica ubicada en el canal)
  2. Otro sistema, ahora en deshuso es la Hollander, en cuya máquina se trocean los trapos hasta conseguir que se desagan las fibras. Aunque se puede ver en el museo una de éstas, no es fácil encontrarla activa, debido a que ya no se usan trapos o telas, como se han mencionado anteriormente.
  3. Tras esto la pasta de celulosa se vierte en unos tanques o tinas de madera. Para los visitantes disponen de unos pequeños donde pueden realizar sus propia hoja de papel. La celulosa tiende a decantar en la base de las tinas, por lo que se usan una especie de coladores de madera, de base plana, que movilizan las fibras.
  4. Una vez que las fibras están de nuevo en suspensión se introduce el mallazo metálico con el marco de madera. Se introduce verticalmente y se extrae horizontalmente, asi se consigue que la celulosa se reparta homogéneamente por todo él, conformando asi la hoja de papel.
  5. Se retira el marco y se coloca la hoja sobre una hoja de absorbente, que ayuda a eliminar parte del exceso del agua. Seguidamente se coloca otra hoja absorvente y se lleva a una prensa, para extraer la mayor cantidad de agua posible. Actualmente se termina el secado en una máquina de secado que nos permite llevarnos nuestra hoja de papel casi al instante.

IV. Galeria de Fotos. Elaboración de papel.

Aqui os dejo un recorrido por la realización de una hoja de papel en el Museo de Papel de Basilea.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

1. Caldera circular

Cuando se usaban trapos recolectados en las calles debían pasar por este aparato para ser cocinados. Se adicionaba CaCO3 y cal, siendo tratados a una presión entre 3 y 5 Bares. Gracias a esto se descomponían los colores, disolvía las grasas y se eliminaban los restos de suciedad. En la actualidad está en deshuso.

2. Triturado de los trapos

Para deshacer las fibras y conseguir conformar la pasta, es necesario el uso de mazos que van machacando los trozos de tela o trapos y haciéndolos más pequeños. Estos mazos funcionan por la acción del agua.

 

 

Hollander

2. Triturado con Hollander

Cuando se usaban los trapos recolectados, se usaba este tipo de maquinaria. Con ella se consigue trocear los trapos y obtener un tamaño de fibra homogéneo. Consistía en el paso de la masa de agua con trapos de manera repetida por ella hasta que se conseguía el tamaño de fibra deseado.

 

Muelas

2. Triturado con Muelas

Para conseguir la pasta de celulosa es necesario decomponer totalmente las fibras. Por ello se utilizan muelas que permiten no solo fibras homogéneas, sino de un tamaño aún más pequeño que el obtenido con los mazos y la Hollander.

 

 

Tina

3. Tina con la suspensión de celulosa

Una vez obtenida la pasta de celulosa, se mezcla en tinas con agua. En ellas se procede a realizar las hojas de papel de distintos tamaños. Como la pasta de celulosa tiende a decantar, es necesario el uso de los coladores que la vuelven a suspender en el agua.

 

4. Elementos para elaborar las hojas de papel

Necesitamos un colador para volver a suspender la celulosa en el agua (parte izquierda centro), un mallazo metálico (parte derecha arriba) y un marco que marca los límites para conformar nuestra hoja de papel (cemtro abajo).

 

 

5. Conformando la hoja de papel

Colocamos el marco sobre el mallazo y lo sumergimos en la colada –una vez removida– de manera vertical para que la menor superficie del mallazo esté en contacto aún con la colada. Lo sumergimos completamente y lo sacamos horizontalmente, lo más horizontal posible para garantizar la homogeneidad en el grosor de la hoja.

6. Hoja de papel

Hemos obtenido una hoja de papel. Si observamos la foto, vemos que en esta hoja de papel se conforma lo que se ha llamado tradicionalmente una filigrana. Solían ser simbolos de los artesanos para reconocer sus hojas. Consiste en un dibujo realizado con alambre sobre el mallazo que hace que la hoja sea más fina en esta zona.

 

7. Secado del papel

La hoja que hemos creado contiene mucha agua. Tradicionalmente se dejan secar tendidas para que pierdan este agua, pero para que el secado sea más rápido se pueden seguir distintos sistemas. Lo primero que se hace es prensar a mano la hoja entre dos hojas secantes.

8. Secado con prensa

Una vez extraída un poco del agua, se introduce en una prensa y se presiona para conseguir eliminar mayor cantidad de agua.

 

 

9. Hoja casi seca

Cuando se saca de la prensa la hoja está prácticamente seca. Normalmente se mantendría en la prensa hasta su secado total o se colgaría a secar. Pero para poder llevárnosla, necesitamos un secado rápido, siendo necesario aún un paso más.

10. Secadora

El último paso es la secadora, por donde el papel pasa a través de ella mediante unos rodillos y consigue el secado total de la misma.

 

11. Hoja seca

Finalmente obtenemos nuestra hoja de papel seca y dispuesta para llevarla a casa.

 V. Localización, horarios y precios

El museo del papel de Basilea (Basel Papiermühle) se encuentra ubicado en Basilea (Basel en alemán): Sankt Alban-Tal 37 –4052 Basel

Horario de apertura:

De martes a Viernes y Domingos de 11.00 a 17.00

Sábados de 13.00 a 17.00

Los lunes permanece cerrado

En festivos se recomienda mirar en la página web de dicho museo para saber los días y horario de apertura especiales.
www.papiermuseum.ch/de/info/oeffnungzeiten-und-preise

Precios en el 2016:

Adultos 15 francos (CHF)
Pensionistas, estudiantes, aprendices y escolares:
A partir de 16 años, 13 francos (CHF)
Hasta 16 años, 9 francos (CHF)
Familia tipo I (1 adulto con un máximo de 2 niños de hasta 16 años), 30 francos (CHF)
Familia tipo II (2 adultos con un máximo de 4 niños hasta 16 años), 38 francos (CHF)
Grupos a partir de 10 personas (precio por persona), 13 francos (CHF)
Grupo de escolares, aprendices y/o estudiantes, asi como grupos de guarderías (precio por persona) 9 francos (CHF)
Niños más pequeños de edad escolar, gratis.

VI. Video sobre el museo

 


Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.