Eine Welt voller Möglichkeiten

La historia del papel va íntimamente relacionada con el desarrollo de la escritura, ya que es la necesidad de escribir y de hacer llegar el conocimiento esccrito a más personas, acompañado de su perduración en el tiempo, lo que hace que se tienda a la búsqueda de un material resistente al paso del tiempo, ligero para ser transportado y que ocupe poco espacio para su almacenaje… digamos que estos son los requisitos que llevaron a Cai Lun (Tsai-Lun, T’sai-Lun) a “inventar-desarollar“ el papel, con unas características muy parecidas al que conocemos a día de hoy…

Pero para entender todo esto con mayor claridad vamos a dar un breve paseo por la historia de la escritura y los materiales usados para su expresión.

Mesopotamia

Plato de Arcilla con escritura cuneiforme

1. Descubrimiento de la escritura en mesopotamia (5280 años)

Su nombre que proviene de la palabra griega meso-potamía, “entre ríos”. Es el nombre por el cual se conoce a la zona del Oriente Próximo ubicada entre los ríos Tigris y Éufrates, si bien se extiende a las zonas fértiles contiguas a la franja entre los 2 ríos, y que coincide aproximadamente con las áreas no desérticas del actual Irak y la zona limítrofe del noreste de Siria.

Aquí se descubrieron las primeras escrituras (cuneiforme) en platos de arcilla. Como es de esperar, es un material pesado, con lo que es difícil de transportar, quebradizo, lo que lo hace inadecuado para un uso prolongado del mismo, ya que se deteriora con el paso del tiempo y las condiciones ambientales en las que se guarda.

Share this post