Eine Welt voller Möglichkeiten

Se escribía en folios fabricados con hojas de palmera secadas, alisadas y ahumadas.

Para su elaboración las hojas:

  • Se remojan en agua caliente sobrante del arroz.
  • Los frutos y ramas tras el tamizado, son añadidos al agua para convertirlo en un líquido ácido que ayuda a la descomposición de la capa exterior de las palmas Talipot, que se desprendan más
    fácilmente.
  • Porteriormente las hojas se cuecen a fuego lento durante 24 horas y al final de la coción adquiere un color verde pálido.
  • A continuación se secan al sol, quedando un material acto para la escritura.
  • Una vez escritos (principalmente usado por los monjes) se tratan para su preservación.

Los manuscritos en hojas de palmera se deterioran fácilmente en climas tropicales y por ello eran copiados en hojas nuevas cada vez que era necesario.

Share this post